La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.


ACTA DE VECINDAD

es un documento de carácter privado, suscrito entre el constructor de un proyecto y su vecino colindante, donde se registran las particularidades del predio, usualmente acompañado de fotos y/o vídeos, el cual servirá durante el proceso de obra o posterior a esta, como principio para determinar posibles afectaciones que el predio pueda sufrir como consecuencia de las actividades constructivas.

El acta de vecindad no cubre aspectos que por su carácter están reglamentados, como por ejemplo horarios de trabajo, aspectos ambientales, aspectos de trafico, cumplimiento de normalidad estructural del proyecto, pues estos son regulados por la entidad respectiva y son de obligatorio cumplimiento para el constructor. 

Es recomendable hacer actas de vecindad para todo tipo de obras, en general es el tipo de obra el que define el alcance, grado de detalle y los vecinos que serán incluidos como área de riesgos.
Realizar las actas de vecindad es una tarea que requiere planificación,  si como constructor no cuenta con la experiencia o el tiempo requerido, lo mas conveniente es contratar la tarea a un tercero, ahora, si prefiere hacerlas con su personal en este blog encontrara los tips para poder ejecutarlas de la manera debida, pero tenga en cuenta que las actas requieren recursos y tiempo disponible tanto para usted como para el personal que designe, no pretenda colgar a un empleado las actas como un adicional que puede realizar en su tiempo muerto, es un gran error, se requiere de concentración, mucha paciencia, don de gentes, y conocimiento estructural, así como una organización a prueba de errores, requerirá de buenos equipos (humano y hardware), disponibilidad de tiempo, después de citar a un vecino para el acta de vecindad no puede incumplir la cita porque hay un comité de obra o porque tiene una tarea de mayor envergadura, las actas de vecindad también son su tarjeta de presentación ante los vecinos, si inicia incumpliendo perderá la confianza,  y no la recuperará fácilmente.
En resumen, asigne un presupuesto y una planeación eficiente para levantar las actas, la obra se lo agradecerá en el futuro, una sola acta de vecindad bien ejecutada le puede ahorrar millones de problemas y de pesos.