La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.


ACTA DE VECINDAD

es un documento de carácter privado, suscrito entre el constructor de un proyecto y su vecino colindante, donde se registran las particularidades del predio, usualmente acompañado de fotos y/o vídeos, el cual servirá durante el proceso de obra o posterior a esta, como principio para determinar posibles afectaciones que el predio pueda sufrir como consecuencia de las actividades constructivas.

El acta de vecindad no cubre aspectos que por su carácter están reglamentados, como por ejemplo horarios de trabajo, aspectos ambientales, aspectos de trafico, cumplimiento de normalidad estructural del proyecto, pues estos son regulados por la entidad respectiva y son de obligatorio cumplimiento para el constructor. 

El momento ideal para empezar las actas esta definido por dos parámetros importantes:
 
  1- Antes de iniciar las obras (incluidas las demoliciones si las hay)
  2- Tener aprobada la licencia de construcción.
 
Cualquier modificación espacial que se realice en el proyecto implica riesgos de reclamación por parte de los vecinos, en especial si requiere movimientos de tierra, transportes y manejos de maquinas, por tanto antes de empezar a realizar este tipo de acciones es recomendable haber ejecutado las respectivas actas de vecindad, de hecho, no debería hacer adelantos de obra sin tener los permisos respectivos pues corre el riesgo de ser visitado por la autoridad competente con consecuencias como cierres de obra y/o multas.
Por otro lado iniciar las actas antes de tener en su mano la respectiva licencia de construcción y los permisos correspondientes se configura en un error estratégico pues por lo general los vecinos poco amistosos aprovechan el aviso para hacerse parte de los procesos ante las entidades, obstaculizando el normal desarrollo de los permisos respectivos.
Aunque se entiende que los vecinos han sido notificados mediante la valla respectiva, muchos no toman conciencia de la obra hasta que reciben la visita para el acta de vecindad.
 
Por tanto el momento ideal para iniciar las actas de vecindad es cuando se cuenta con la licencia y antes de ejecutar algún tipo de obra.